sábado, enero 16, 2010

Alucino segundos, segundos que acaban en tus ojos estelares. 
Ahí es que vuelvo a nacer,
y me enraízo al mundo donde tu color existe,
donde la constelación multicolor es tu iris, 
y me preparo para ese viaje estelar.


Me preparo mirándote. 
Entonces, Germina la tierra Cerebral,  
la Fértil locura que sueña con tu  luz. 


Sólo tengo éste universo y quiero dártelo; 
Quiero que sépas que no quiero que amanezca,
que deseo ver tus estrellas,
tu cielo plagado de los resplandecientes instantes, 
de la luz del cosmos.   


Al fin y al cabo es un segundo...


Solamente te pido que me mires a los ojos.



No hay comentarios.: