viernes, julio 09, 2010

A veces quisiera regalarte una corona de follaje,
coronarte como la reina del amor:
No. 
Aunque te ame, 
igual ya no te espero.