lunes, mayo 16, 2011

Me miraste,
rompiste los espejos:
Dijiste que me amabas con palabras negras.

Lo murmuraste,
se acabó el silencio,
y yo solo quería sembrar flores en tu vientre azul.

Nos encontramos en la oscuridad,
que fué refugio para dos corazones en simbiosis:
Entregándote todo al compás del silencio,
amando sin palabras.

4 comentarios:

criss dijo...

vaya, tienes un poder con la palabra...

tus letras son francamente conmovedoras.!!

salud por ello

claudia dijo...

"amando sin palabras" o con palabras negras, en el refugio del poema...
Me gustó mucho esta entrada. Saludos

இலை Bohemia இலை dijo...

y yo solo quería sembrar flores en tu vientre azul....

¡cuanta generosidad!

Una belleza de poema...

Mario dijo...

Gracias, Salud por tener el honor de que gusten de lo que escribo. Salud y mas salud.